Dermatología estética

Image

TRATAMIENTO DE LAS ESTRÍAS

Las estrías entran en el grupo de cicatrices atróficas, ya que en ellas se produce una rotura del tejido dérmico.

Para tratarlas pueden usarse dos tipos de láser:

   1. Láser CO₂ Fraccional Ablativo. Trata tanto la epidermis como la dermis y requiere algún tiempo de reposo.
   2. Láser Fraccional No Ablativo Infrarrojo. No afecta a la epidermis, solo calienta la dermis. Por tanto no tiene fase exudativa y la recuperación es más rápida.
   
Ambos tratamientos activan el fenómeno reparativo de forma inmediata.

La aplicación del láser es indolora y consiste en disminuir las lesiones de las primeras capas de la epidermis y suavizar las irregularidades cutáneas. Además, también logra quitar o eliminar las cicatrices paulatinamente, a medida que se provoca la renovación de las capas superficiales de la piel.

Las sesiones dependerán del tiempo transcurrido desde su aparición, normalmente se planifican entre 5-8 sesiones.
Image

TRATAMIENTO DE LAS MANCHAS

Las hipermigmentaciones y melanosis son manchas color café, desiguales, que se presentan en la cara, el escote y las manos tras la exposición solar. Aparecen con mayor frecuencia en pieles más oscuras.

A menudo se asocian al uso de anticonceptivos, al embarazo y al empleo de ciertos cosméticos. Otro tipo de pigmentaciones pueden aparecer como consecuencia de lesiones previas como cicatrices, acné severo y en general lesiones que afecten a capas de la piel más profundas.

El tratamiento consiste en la administración de productos despigmentantes, tales como la hidroquinona, el ácido azelaico, el ácido kójico y los alfa hidroxiácidos, ya sea de forma aislada cada uno de ellos o conjuntamente. Todo depende de la lesión y el tipo de piel.

De igual forma que en el acné, podemos hacer una primera fase de prepeeling en el domicilio, seguido de un peeling en la consulta y un postpeeling  en casa con los mismos productos en menores concentraciones. Se puede utilizar también para su tratamiento el láser y la luz pulsada intensa (IPL).

Es especialmente importante la protección solar durante el tratamiento y de forma permanente para evitar la aparición de nuevas lesiones, ya que tras estos tratamientos, en especial el láser, se produce una inflamación importante que en contacto con la luz solar puede dar lugar a la aparición de manchas de nuevo.
Image

TRATAMIENTO DE LAS CICATRICES

La formación de una cicatriz varía de una persona a otra y está influenciada por muchos factores. En consulta la Dra. Carmen Martín analiza mucho más allá del tamaño y la profundidad de la herida.

El láser corrector de cicatrices es un tratamiento destinado a mejorar el aspecto de las cicatrices o marcas de la piel, ya sean producidas por acné, por heridas, por quemaduras o por otro tipo de lesiones.

La edad, por ejemplo, es muy importante, cuanto mayor sea la persona, más lento será el proceso de curación de la lesión.

Se pueden realizar varias técnicas, pero la opción más efectiva es el láser para cicatrices. Dependiendo del tipo de cicatriz se recurrirá a un tipo de láser u otro.

1. Cicatrices hiperpigmentadas. Se utilizan láseres para calentar la melanina, como el láser Alejandrita Q-Switched o la Luz Pulsada Intensa (IPL). Con esta técnica se pueden aclarar las cicatrices de forma rápida.

2. Las cicatrices hipopigmentadas. Presentan un color más claro que el resto de la piel sana y para su tratamiento se recomienda el láser de luz ultravioleta de banda estrecha.

3. Cicatrices atróficas. Son las cicatrices más comunes del acné y las estrías. Se pueden usar dos tipos de láser:
   - Láser CO₂ Fraccional Ablativo. Trata tanto la epidermis como la dermis y requiere algún tiempo de reposo.
   - Láser Fraccional No Ablativo Infrarrojo. No afecta a la epidermis, solo calienta la dermis. Por tanto, no tiene fase exudativa y la recuperación es más rápida.

Con ambos tratamientos se activa el fenómeno reparativo de forma inmediata.

3. Cicatrices hipertróficas y queloides. Se tratan con la combinación de láser de colorante pulsado, infiltraciones de corticoides intralesionales y una aplicación de presoterapia en forma de láminas de silicona.
Image

TRATAMIENTO DEL ACNÉ

El tratamiento será más o menos largo según el grado de afectación del paciente. Puede hacerse solo tópico o bien ser necesaria la aplicación de antibióticos orales o incluso de otros fármacos más específicos.

Tratamiento en tres fases

La Dra. Carmen Martín lleva a cabo un tratamiento en tres fases para actuar ante el acné:

1. Prepeeling. El paciente se administra en su casa productos que van a facilitar los tratamientos posteriores. Actúan en la capa córnea y evitan que aparezcan irritaciones posteriores.

Por la mañana se aplicará una crema o gel con bajas concentraciones de ácido glicólico o salicílico, según el tipo de lesiones que tenga y por la noche ácido retinoico.

2. Peeling. Al cabo de unos diez días se procede al peeling que podrá ser de retinoico, salicílico o bien ácido glicólico, a concentraciones más elevadas y ya de aplicación en la consulta.

3. Postpeeling. Por último, en esta fase el paciente seguirá administrándose sus cremas específicas antiacné, su protección solar y los productos que venía utilizando en el prepeeling a menores concentraciones.

Si se precisa se administrará tratamiento tópico con antibióticos o incluso ciclos de antibióticos orales, así como de anticonceptivos según el tipo de acné que presente.

En cuadros de mayor afectación puede ser necesario el tratamiento con isotretinoina.

Como aportes suplementarios en el acné es interesante añadir ácidos grasos omega 3, el zinc y las vitaminas A, B y E.

Para las lesiones hiperpigmentadas y para lesiones profundas como nódulos y quistes  puede ser necesario el tratamiento con láser y luz pulsada.

Como medidas básicas y generales

Es fundamental una buena higiene de la piel con productos adecuados que no lesionen la epidermis. Existen infinidad de cosméticos para la limpieza diaria específicos para cada tipo de piel.

Es importante evitar productos que aumenten la capa grasa de la piel y que obstruyan las glándulas pilosebáceas.

Hay que hidratar la piel, pero deben de utilizarse los cosméticos adecuados para cada edad y cada persona. Conviene escoger cosméticos no grasos.

Hay que utilizar siempre protección solar, también con productos oil free.

Aunque se ha discutido mucho sobre la influencia de la alimentación en la aparición del acné, sí parece que una dieta sana con escaso aporte de azúcares y alimentos elaborados mejora la calidad de la piel y disminuye las lesiones.

El estrés y la falta de descanso adecuado también colaboran en la generación de todo tipo de lesiones en la piel.
Plasmagel
TRATAMIENTO DE LAS ESTRÍAS
Las estrías entran en el grupo de cicatrices atróficas, ya que en ellas se produce una rotura del tejido dérmico.

Para tratarlas, pueden usarse dos tipos de láser:

   1. Láser CO2 Fraccional Ablativo: Trata tanto la epidermis como la dermis y requiere algún tiempo de convalecencia.
   2. Láser Fraccional No Ablativo Infrarrojo: No afecta a la epidermis, sólo calienta la dermis. Por tanto no tiene fase exudativa y la recuperación es más rápida.
   
Ambos tratamientos producen una fotocoagulación distribuida en microcolumnas rodeadas de tejido sano, que activa el fenómeno reparativo de forma inmediata.

La aplicación del láser es indolora y consiste en disminuir las lesiones de las primeras capas de la epidermis y suavizar las irregularidades cutáneas, así como quitar o eliminar las cicatrices paulatinamente, a medida que se provoca la renovación de las capas superficiales de la piel.

Las sesiones dependerán del tiempo transcurrido desde su aparición, normalmente son entre 5 u 8 sesiones.
Plasmagel
TRATAMIENTO DE LAS MANCHAS
MELANOSIS E HIPERPIGMENTACIONES. TRATAMIENTO.

Se trata de manchas color café , desiguales, que se presentan en zonas expuestas como cara, escote y manos tras la exposición solar..

Aparecen con mayor frecuencia en pieles más oscuras.

A menudo se asocian al uso de anticonceptivos, al embarazo y a la exposición de ciertos cosméticos. Otro tipo de pigmentaciones pueden aparecer como consecuencia de lesiones previas como cicatrices, acné severo y en general lesiones que afecten a capas de la piel  más profundas.

El tratamiento consiste en la administración de productos  despigmentantes tales como la hidroquinona , ácido azelaico, ácido kójico y alfa hidroxiácidos, ya sea de forma aislada cada uno de ellos o conjuntamente, según la lesión y el tipo de piel.. De igual forma que en el acné, podemos hacer una primera fase de prepeeling en el domicilio seguido de un peeling en la consulta y un postpeeling  en casa con los mismos productos en menores concentraciones. Se pueden utilizar también láser y luz pulsada.

Es especialmente importante la protección solar durante el tratamiento y de forma permanente para evitar la aparición de nuevas lesiones, ya que tras estos tratamientos, en especial el láser, se produce una inflamación importante que en contacto con la luz solar puede dar lugar a la aparición de manchas  de nuevo.
Plasmagel
TRATAMIENTO DE LAS CICATRICES
La formación de una cicatriz varía de una persona a otra y está influenciada por muchos factores: por lo tanto, no procede basarse solo en el tamaño y la profundidad de la herida. El láser corrector de cicatrices es un tratamiento destinado a mejorar el aspecto de las cicatrices o marcas de la piel, ya sean producidas por acné, por heridas, por quemaduras o por otro tipo de lesiones.

La edad, por ejemplo, es muy importante, cuanto mayor sea la persona, más lento será el proceso de curación de la lesión.

Se pueden realizar varias técnicas pero la opción más efectiva es el láser para cicatrices. Dependiendo del tipo de cicatriz se recurrirá a un tipo de láser u otro.

1. Cicatrices hiperpigmentadas. Se utilizan láseres de calentar la melanina, como el láser Alejandrita Q-Switched o la Luz Pulsada Intensa de Uso Médico (IPL). Con esta técnica se pueden aclara las cicatrices de forma rápida.

2. Las cicatrices hipopigmentadas. Presentan un color más claro que el resto de la piel sana Láser de Luz Ultravioleta de Banda Estrecha.

3. Cicatrices atróficas. Son las cicatrices más comunes del acné y las estrías. Se pueden usar dos tipos de láser:
   - Láser CO2 Fraccional Ablativo.  Trata tanto la epidermis como la dermis y requiere algún tiempo de convalecencia.
   - Láser Fraccional No Ablativo Infrarrojo. No afecta a la epidermis, sólo calienta la dermis. Por tanto no tiene fase exudativa y la recuperación es más rápida.

Ambos tratamientos producen una fotocoagulación distribuida en microcolumnas rodeadas de tejido sano, que activa el fenómeno reparativo de forma inmediata.

3. Cicatrices hipertróficas y queloides. se tratan con la combinación de Láser de Colorante Pulsado, infiltraciones de corticoides intralesionales y una aplicación de presoterapia en forma de láminas de silicona.
Plasmagel
TRATAMIENTO DEL ACNÉ
ACNÉ; MEDIDAS GENERALES Y POSIBILIDADES DE TRATAMIENTO

El acné vulgar es una alteración de la piel en la que intervienen múltiples factores. Afecta a la unidad pilosebácea y el cuadro clínico que produce es muy variable, desde pequeñas lesiones no inflamatorias hasta un acné quístico extenso . Puede afectar a todas las edades aunque es más frecuente en la adolescencia.

Los cuatro factores determinantes en su aparición y mantenimiento son la hiperqueratosis , al aumento de la producción sebácea, la colonización y proliferación por una bacteria denominada propionibacterium acnes y la respuesta inflamatoria.

Las lesiones son muy variables, pudiendo sólo aparecer pequeñas lesiones rojas sobreelevadas junto con puntos negros hasta lesiones más profundas en forma de quistes y nódulos que  a la larga pueden dejar cicatrices residuales e hiperpigmentaciones.

El tratamiento será más o menos largo según el grado de afectación. Puede hacerse sólo tópico o bien ser necesaria la aplicación de antibióticos orales o incluso de otros fármacos más específicos.

 

Como medidas básicas y generales:

Fundamental una buena higiene de la piel con productos adecuados que no lesionen la epidermis. Existen infinidad de cosméticos para la limpieza diaria específicos para cada tipo de piel.

Es importante evitar productos que “dan de comer a los granos”, es decir, que aumentan la capa grasa de la piel y que obstruyen las glándulas pilosebáceas.

Hay  que hidratar la piel pero deben de utilizarse los cosméticos adecuados para cada edad y cada persona, escogiendo los que sean  antiacneicos, es decir, no grasos.

Hay que utilizar siempre  protección solar, también con productos “oil free”, es decir antiacnéicos.

Aunque se ha discutido mucho sobre la influencia de la alimentación en la aparición del acné, si parece que una dieta sana con escaso aporte de azúcares y alimentos elaborados mejora la calidad de la piel y disminuye las lesiones.

El estrés y la falta de descanso adecuado también colaboran en la generación de todo tipo de lesiones en la piel.

 

TRATAMIENTO EN TRES FASES

Nosotros hacemos un tratamiento en tres fases de la siguiente manera:

    Prepeeling: una primera de acondicionamiento en la cuál el paciente administra en su casa productos que van a facilitar los tratamientos posteriores adecuando la capa córnea y evitando que aparezcan irritaciones posteriores.

Por la mañana se aplicará una crema o gel con bajas concentraciones de ácido glicólico o salicílico, según el tipo de lesiones que predomine y por la noche ácido retinoico.

    Peeling: al cabo de unos diez días se procede al peeling, este podrá ser de retinoico, salicílico o bien ácido glicólico, a concentraciones más elevadas y aplicándolo en la consulta.

    Postpeeling: Por último en esta fase el paciente seguirá administrándose sus cremas específicas antiacné, su protección solar y los productos que venía utilizando en el prepeeling a menores concentraciones.

Si se precisa se administrará tratamiento tópico con antibióticos o incluso ciclos de antibióticos orales, así como de anticonceptivos según el tipo de acné que se presente.

En cuadros de mayor afectación puede ser necesario el tratamiento con isotretinoina.

Como aportes suplementarios en el acné es interesante el aporte de ácidos grasos omega 3, el Zinc, vitaminas A,B y E.

Para las lesiones hiperpigmentadas y para lesiones profundas como nódulos y quistes  puede ser necesario el tratamiento con láser y luz pulsada.

Resultados de nuestros tramientos

¡Valoración gratuita en tu primera cita!

Infórmate y resuelve tus dudas.
Te ayudamos a elegir el mejor tratamiento para ti.