By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.dracarmenmartin.es/

Toxina botulínica (bótox): ¿cuánto sabes de ella?

botox-toxina-botulinica-madrid

La toxina botulínica es uno de los tratamientos de medicina estética más demandados en el mundo. Seguro que, pese a su popularidad, no conoces todos sus usos.

No es la primera ni será́ la última vez que oímos hablar de esta sustancia «mágica», pero ¿sabemos todo acerca de ella? Sin duda, toda persona preocupada por su imagen y estética conoce sus posibilidades para «mejorar e incluso borrar» los complejos. ¿Pero qué hay de cierto o no en estos tratamientos?

 

Usos del bótox o toxina botulínica

La Dra. Carmen Martín nos habla como especialista en medicina estética de este producto. «Muchas personas hablan de la toxina botulínica — más conocido por su nombre comercial, Bótox®, pese a que ya no está autorizado su uso en España—, pero pocas saben qué es. Se trata de una sustancia química, una proteína purificada que se aplica mediante microinyecciones para atenuar y eliminar tanto arrugas como líneas de expresión. Áreas como la frente, el entrecejo y las patas de gallo son las zonas favoritas para este tipo de neurotoxina, ya que paraliza los músculos deseados para así prevenir y no profundizar los signos del envejecimiento».

La doctora también apunta a que la toxina botulínica no solo se emplea con fines estéticos. «Con ella podemos tratar patologías de salud como la sudoración excesiva (axilas, palmas de las manos o planta de los pies), especialidades neurológicas, oftalmológicas, evitar la pérdida de cabello si se inyecta en el cuero cabelludo, mejorar la calidad de vida de mujeres con incontinencia e incluso patologías de la ATM (articulación temporomandibular), como es el bruxismo».

 

Resultados del bótox o toxina botulínica

¿Duele? ¿Veremos efectos inmediatos y permanentes? Según cuenta la Dra. Carmen Martín, los pacientes apenas sienten dolor (depende de cada persona), pero la mayoría lo describe simplemente como una pequeña molestia. Para aquellos que tengan el dolor del umbral muy bajo existe la posibilidad de usar anestesia local o compresas frías para aliviar la molestia.

Respecto a los efectos, se ven de manera progresiva, tras 48 horas después de su aplicación y alcanza su máximo efecto entre los días 11-14. Los resultados son temporales, cuya duración varía en función de cada persona. En líneas generales podremos disfrutar de los efectos durante 4 a 6 meses.

 

Efectos secundarios y toxicidad del bótox o toxina botulínica

¿Si hablamos de bótox, hablamos de toxicidad y pérdida de sensibilidad? «Esta es una duda que genera muchos miedos. Desde luego que no, la toxina botulínica debe ser siempre aplicada por médicos profesionales del sector, tras haber realizado un diagnostico personalizado al paciente, tanto de sus necesidades como objetivos. Siempre y cuando se utilicen las medidas y dosis adecuadas no existe ningún peligro», aclara la Dra. Martín Marcos.

¿Qué hay de los efectos secundarios? «En algunos casos, no es muy frecuente en la aplicación de toxina botulínica, puede llegar a producir enrojecimiento e incluso moratones pequeños. A día de hoy no hay evidencia de que haya producido ningún tipo de alergias», precisa la doctora.

 

Bótox o toxina botulínica como aliado para la prevención del envejecimiento

¿Existe una edad ideal para empezar con la toxina botulínica? A día de hoy gran parte de la sociedad no entiende el uso de este medicamento como preventivo. Cuando se escucha que una persona joven se ha sometido a este tipo de tratamiento muchas personas no lo entienden.

Todo paciente que comienza el tratamiento como prevención para la aparición de arrugas con el tiempo necesitará menor cantidad de inyecciones y por lo tanto conseguirá un resultado más natural y retrasará a su vez la aparición de arrugas.

El bótox no es adictivo como tal, lo que sí que es cierto es que quien lo prueba suele repetir por el hecho de verse mejor. Por lo tanto, pensar que es únicamente un tratamiento exclusivo para pieles maduras es un error.

 

El falso mito más habitual sobre el bótox

«Otro de los grandes falsos mitos es que rellena, pero el bótox se trata de un modulador de la acción muscular, que no rellena, sino que frena la progresión de las arrugas dinámicas a través de la relajación de los músculos. Con la toxina botulínica se pretende mejorar la versión de uno mismo y no perder la naturalidad. Si se aplica de manera coherente, controlada y por profesionales no existen alteraciones en la expresión facial».

¿Quieres más información de los tratamientos con bótox? Pide tu primera valoración gratuita con la Dra. Carmen Martín en su consulta de medicina estética en Madrid y evaluará tu caso de forma totalmente personalizada.

Facial Fusion, restablece el volumen facial en 3 p...
La Dra. Carmen Martín recomienda Lumix, en 'Hola'

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Miércoles, 05 Agosto 2020